Ken es un empresario japonés que trabaja en su país para una prestigiosa empresa donde se dedica a supervisar negocios internacionales. Él ahora se encuentra reunido con Diego, empresario español con quien tiene que cerrar un trato. Ninguno habla la lengua materna del otro y ambos se comunican en inglés, específicamente con Business English.

Business English es una manera de usar el idioma para propósitos específicos. Dentro de la enseñanza y aprendizaje del idioma, es importante contemplar el uso que se va dar al inglés. En el mundo moderno y globalizado actual, es importante mantener una comunicación fluida y absolutamente comprensible entre personas de muy distintas regiones.

Sin duda alguna, aprender una segunda lengua puede ser una experiencia gratificante como frustrante; y es que, cada vez que se presenta esta oportunidad, nos vemos inevitablemente enfrentados a ciertas problemáticas que, si bien son naturales, dificultan este proceso: ¿Dónde comenzar? ¿Cuál es la mejor manera de exponerse a la lengua? ¿Qué enfoque o metodología es más conveniente? ¿Dónde, cómo, o con quien practicar? A la luz de estos conflictos, Stephen Krashen –lingüista, investigador y profesor emérito en University of Southern California – propuso en los 80 una de las teorías más prácticas y utilizadas hasta hoy por quienes buscan aprender/enseñar una lengua: “The Monitor Model”.
Este modelo se basa en cinco hipótesis principales que forman parte de la metodología de Bestwork: